42592008 xlPequeDirectora de la Asociación de Cooperativas, María Eugenia Pérez, dice que el reto es hacer que los jóvenes se vinculen a la actividad solidaria.
 

Portafolio habló con la directora ejecutiva de la Asociación de Cooperativas de Colombia, María Eugenia Pérez Zea, sobre el evento, que reunirá a más de 500 líderes cooperativistas.

 

¿Cuántas cooperativas hay en Colombia?

El país tiene 3.560 entidades de este tipo registradas ante la Superintendencia de Economía Solidaria, de las cuales el 79% son cooperativas de diferente actividad, el 20% fondos de empleados y el 1% organizaciones mutuales. 

¿Cuáles son los sectores más activos en el tema cooperativo?

Hay un desarrollo muy amplio de cooperativas de ahorro y crédito y financieras, seguido de las relacionadas con actividad agropecuaria.

¿En qué sector debería ser clave el nuevo desarrollo cooperativo?

En Europa se han desarrollado mucho las organizaciones solidarias de servicios públicos. Una comunidad se puede reunir y formar una cooperativa generadora de energía solar, que permita bajar costos. Igualmente, construir pequeñas centrales autogestionarias. Otro caso de alto potencial es la creación de cooperativas de cuidado de adultos mayores, niños y personas con capacidades diferentes.

¿Por qué están desapareciendo las cooperativas de transporte?

Porque han sido impactadas por las regulaciones y los cambios tecnológicos. Uno lo que ve es que estas cooperativas se quedaron con los vehículos viejos y no mejoraron la calidad del servicio para sus asociados. Sin embargo, casos como el de Coomotor, de Neiva, son un ejemplo en el país. Es una cooperativa de transporte que se ha modernizado y transformado.

¿Qué ha pasado con las cooperativas de trabajadores?

El problema es que hubo un proceso de satanización de las Cooperativas de Trabajo Asociado (CTA), y eso frenó su consolidación. En el caso del cultivo de palma de aceite se presentaron algunas distorsiones de la esencia de estas sociedades, que el mismo sector cooperativo denunció. Lo usaron para desconfigurar la relación laboral y tercerizar indebidamente el servicio. Pero hubo varias CTA muy importantes que hacían un buen trabajo. Pero cuando surgieron las denuncias, el Gobierno tomó la decisión de acabarlas todas y no solo a las que estaban haciendo mal las cosas, afectando las prestaciones sociales de los trabajadores. En vez de hacer respetar la ley, lo que hicieron fue acabarlas. Eso fue una arbitrariedad para con las que venían funcionando bien. 

En el 2003 había 12.000 CTA y hoy solo quedan 690 en el país.

¿Hay relevo generacional en el cooperativismo?

El 30% de nuestros asociados son menores de 35 años. El empalme generacional es uno de nuestros retos. Para esto hay que trabajar en la transformación del modelo solidario y en una afinación de la ley cooperativa, que hoy es retrógrada. En Colombia, una cooperativa no puede nacer con menos de 20 asociados fundadores, mientras que en otras naciones es posible iniciar con tres personas. Es necesario modernizar algunos aspectos de la Ley Cooperativa, para involucrar más a los jóvenes. Las cooperativas colombianas están trabajando muy fuerte para crear las condiciones a fin de las personas de menor edad se vinculen a ellas.

¿Y qué están haciendo para el cambio de la norma?

Estamos trabajando en un borrador de proyecto de ley que está en proceso de lograr un consenso entre todos los actores del sector, para su trámite en el Congreso. Hay muchos congresistas que están dispuestos a ayudarnos.

Si el Gobierno le pidiera que mencionara el tema más urgente del cooperativismo ¿usted qué le diría?

Yo pediría acceso al mercado en igualdad de condiciones para todas las cooperativas. Por ejemplo, que a las financieras se les permitiera acceder a los recursos del Banco de la República como lo hace el resto de la banca comercial. Otro ejemplo de inequidad con el sector es la falta de ingreso al apoyo para las pymes. Queremos las mismas condiciones que tiene la banca para los subsidios de vivienda, necesitamos igual cobertura del Fogacoop para los usuarios de las cooperativas financieras y de ahorro y crédito que ofrece Fogafín. No estamos pidiendo nada distinto a la igualdad.

¿Cómo aspira a ver el cooperativismo colombiano al 2030?

Espero ver al cooperativismo como una fuerza económica visible y organizada del país, demostrando que somos el mejor modelo para construir paz. Esperamos ser vistos como una herramienta de desarrollo local y nacional, incluyendo a grandes, medianas y pequeñas empresas.

 

Fuente: Portafolio.co

acoopfogaconfsupercoopequidadverdecoopava

admin • Copyright © 2016 Diseñado web marcapublicidad.co